Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

Sus vecinos estaban hartos de verla limpiar desnuda. Pero al morir a los 101 años su casa es algo inimaginable

En diciembre de 2016 la estadounidense Frances Gabe murió a los 101 años. Pero los vecinos de Frances, en Newberg, Oregón, no sabían a ciencia cierta si la anciana estaba loca o era en realidad un
genio. La respuesta estaba en su casa: lo primero que has de saber es que Frances llevaba más de dos décadas sin limpiar su casa; pero tampoco sin que nadie lo hiciera por ella. ¿Cómo puede ser esto?, te
preguntarás.

Resulta que Frances vivía en una casa única en el mundo: ¿su particularidad? Nada más y nada menos que se limpiaba sola. ¡Y Frances fue su única creadora! En los años 80 Frances no podía más: las tareas del hogar y criar a sus dos hijos se había vuelto demasiado trabajo.

Pero un día, una mancha de mermelada de higo fue para el ama de casa la gota que colmó el vaso:
Frances tomó la manguera del jardín y arrancó la mancha con un chorro de agua. Aunque pueda parecer un gesto drástico, este le dio a Frances una idea. Aquí vemos a Frances con una maqueta de la casa que quería, en el año 1979:

En 1984, Frances había convertido su casa en la primera en el mundo que se limpiaba sola. Mediante 68 inventos patentados, su casa se limpiaba y secaba sola. Su casa era, básicamente, un lavaplatos
gigante. No solo se limpiaban las paredes y suelos: también la ropa del armario, los platos de los armarios de cocina, y la casa del perro (perro incluido). Al comienzo del “ciclo de lavado”, Frances se armaba de paraguas e impermeable y solo tenía que pulsar un botón que activaba el sistema.

El suelo de la casa estaba diseñado en forma de pendiente, con salida a canalones en los extremos de las habitaciones. Esto permitía que el agua que salía de los aspersores colocados en el techo de las
habitaciones saliera hacia la caseta del perro colocada fuera. Los aspersores primero cubrían la casa por completo de agua con jabón; luego, aclaraban con agua, y para finalizar, un aire caliente secaba
toda la casa.

En menos de una hora, las paredes, suelos, baños, bañera e incluso ropa estaban secos, calentitos y limpios. Para poder llevar a cabo el auto-limpiado, Frances cubría la mayoría de las superficies de la
casa con plástico o colocaba los objetos en tendederos. La casa no tenía cortinas ni alfombras, ya que estas acumulaban demasiado polvo. Su innovadora casa fue todo un éxito en los 80, llegando a aparecer en shows televisivos y a recibir visitas de turistas, como si de un museo se tratara.

Cuando ideó su casa, el objetivo de Frances era facilitar las tareas del hogar a personas discapacitadas, mayores y a madres y esposas. Estas últimas podrían disfrutar de más tiempo con su familia. “Quiero acabar con todos esos movimientos innecesarios para que las personas mayores y discapacitadas puedan ocuparse de sus casas solas. Con mi sistema podrán hacerlo pulsando un solo
botón”, explicó Frances.

Pese a querer facilitar a los demás las labores del hogar, Frances era vista por sus vecinos como una persona excéntrica y difícil (cuando era joven, solía limpiar desnuda). Desgraciadamente, en 2001 un
terremoto diezmó la tecnología de la casa auto-limpiable de Frances y desde entonces solofuncionaron los aspersores de la cocina. En 2008 su familia envió a Frances a un hogar de ancianos, donde murió a los 101 años sola (su marido y dos hijos habían fallecido ya). Sin embargo, aunque su muerte pasara algo desapercibida, su obra y sus invenciones son una verdadera inspiración y algo admirable a día de hoy. Al fin y al cabo, ¡Frances se llevó 20 años sin limpiar! Y es que, ¿no es el sueño de todos tener una casa que lo haga por ti?

Si quieres ver un vídeo de este increíble invento y mujer, te dejamos uno aquí

TE PUEDE INTERESAR

Add a Comment

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.